Como conclusión, Shakespeare ha sido, es y será uno de los grandes escritores, no sólo en lengua inglesa. Sus obras son grandiosas, y con una gran trama. Todas sus obras son el reflejo de la situación tanto política y social como religiosa.

Anuncios